• facebook
  • twitter
  • contacto

“Biodanza y Arcilla. Elaboración del Símbolo”

Uno de los ejercicios de la Biodanza en arcilla que más nos conecta a nuestro inconsciente es la elaboración de un símbolo con arcilla. El barro es moldeado sin que exista ninguna intención estética, simplemente nos dejamos llevar, en ocasiones con los ojos cerrados,   el contacto con la tierra y la música nos conecta a partes muy profundas  de nuestro inconsciente , y de ésta manera surge un símbolo que nos trae alguna información  necesaria al consciente para el momento presente , previamente se prepara a los alumnos con una vivencia que sirve de disparador para este fin.

El poder sanador del símbolo

Basándose en el trabajo pionero de GC Jung, Susan Bach demostró que los símbolos inconscientes pueden ser descifrados psicológicamente y que a través de ellos el inconsciente proyecta empíricamente lo que está sucediendo en el cuerpo.
Un símbolo se refiere a algo tan profundo y complejo que a veces nuestra conciencia limitada no puede abarcar por completo .El símbolo tiene siempre algo de desconocido e inexplicable que no puede ser puesto en palabras y que a menudo posee una cualidad numinosa.

Cuando en las vivencias de arcilla aparecen símbolos arquetipales del inconsciente colectivo, de alguna forma nos sentimos “tocados”,como si supiéramos que nos pertenecen, que son verdaderos, y que portan un significado que no podemoos explicar. El símbolo arquetipal porta la energía psíquica de esa creencia o Mito.

Jung consideraba a la Psiquis como "un sistema que se autoregula" y que "no existe equilibrio ni sistema de autoregulación sin que haya oposición".

El inconsciente complementa o compensa a la conciencia, tendiendo siempre al equilibrio.
Un símbolo del inconsciente siempre actúa de manera compensatoria o complementaria respecto al consciente, tendiendo al equilibrio y la completud. Los símbolos compensatorios expresan un area ignorada, donde la energía psíquica esta estancada, como en un intento de llamar la atención y promover un cambio de actitud consciente en la persona.
El símbolo que elaboramos en la vivencia, tiene un rol sanadador, ya que  libera la energía psíquica y permite que esta fluya hacia un nivel natural donde el efecto trasformador tiene lugar. Con más energía psíquica fluyendo y disponible, la persona que está atravesando una dificultad, tiene la posibilidad de traer ahora más elementos del inconsciente a la conciencia, enfrentándolos y trascendiendo el problema.Puede que el problema externo aun pueda estar presente, pero ahora su compresión es diferente.

¿Cómo activamos el poder sanador del símbolo que hemos elaborado?

En primer lugar debemos de atraerlo a la conciencia y dejar que su energía de conexión fluya. Dedicarle tiempo al símbolo aporta energía a su fluir ; dibujarlo, escribiendo sobre él, o trayendo sus amplificaciones o asociaciones a la conciencia son maneras de lograr esto.

La analista Junquiana Esther Harding responde a la pregunta sobre cómo activar el poder sanador del símbolo de ésta manera:


“Pareciera que para que un símbolo de reconciliación o rendición, sea realmente efectivo,deben darse cuatro condiciones:Primero el individuo debe ser plenamente consciente sobre su necesidad; en segundo lugar debe de haber considerado todas las maneras posibles una salida consciente a su problema; tercero el símbolo en si mismo debe expresar el proceso viviente del inconsciente, activo en éste individuo en particular, y finalmente debe de incorporar el sentido del símbolo que se le presenta,no solo con su mente sino también con su corazón, actuando en consecuencia” (Harding, 1961, Pag 17).

 

Bibliografía; Susan Bach. Acta Psicosomática, Spontaneous Paintings of Severely III Patiens (1969)

Escrito por uma zuasti

Calendario de eventos

« Octubre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Encuentro Anual